Prensa

El conflicto de El País visto por

publi­ca­cio­nes de varios con­ti­nen­tes

Las últi­mas nove­da­des

¿Le interesa saber qué está ocu­rriendo en El País? ¿Qué hay detrás del plan de la empresa para des­pe­dir a un ter­cio de la plan­ti­lla, la mayo­ría perio­dis­tas? Pues lea la prensa inter­na­cio­nal. No queda otra solu­ción. El País publica sólo ale­ga­tos pro­pa­ga­dís­ti­cos con­tra su pro­pia plan­ti­lla. El resto de los dia­rios espa­ño­les, casi sin excep­ción, calla. Hoy por tí, mañana por mí. 

Los paros de dos horas con­tra los des­pi­dos man­te­ni­dos por la mayor parte de la plan­ti­lla los días 23 y 24 de octu­bre, son noti­cia en The New York Times (segundo párrado de la cró­nica). No en El País, que en sus pági­nas no les dedica, una vez cele­bra­dos, ni una línea. 

Las opi­nio­nes de Manuel Gon­zá­lez, el pre­si­dente del comité de empresa, que repre­senta a los tra­ba­ja­do­res, se pue­den leer en ale­mán, en inglés, en fran­cés, en ita­lia­nom en noruego, en por­tu­gués o en griego. Y en espa­ñol. Pero no en El País, que no le ha con­ce­dido la pala­bra una sola vez desde que comenzó el con­flicto. Tam­poco se ha dig­nado deta­llar el con­te­nido del plan de la empresa, con­sis­tente en des­pe­dir a 149 per­so­nas, de las que 110 son perio­dis­tas.

Así que, para infor­marse, tire de idio­mas o bucee en espa­ñol, pero por otros con­ti­nen­tes.


Consejos de Juan Luis Cebrián a los 110 periodistas que pretende dejar en la calle: monten su empresa o miren en gabinetes de prensa

Por­tal Imprensa (Bra­sil): Pre­gunta: ¿Los perio­dis­tas des­pe­di­dos, cómo van a poder reco­lo­carse? Res­puesta: Es una situa­ción triste y preo­cu­pante. Pero creo que la gente tiene la capa­ci­dad de reci­clarse para con­se­guir un nuevo empleo. En el mer­cado de la comu­ni­ca­ción hay muchas posi­bi­li­da­des. Incluso para perio­dis­tas con ini­cia­tiva que quie­ran mon­tar su pro­pia empresa infor­ma­tiva, sin nece­si­dad de mucho dinero ni de mucha gente. Tam­bién existe la posi­bi­li­dad de bus­car tra­bajo en gabi­ne­tes de prensa de empre­sas o en otras acti­vi­da­des.


Iefi­me­rida (Gre­cia): ““El País, el dra­má­tico colapso del dia­rio espa­ñol que ha caído víc­tima de su mega­lo­ma­nía”.

Media­part (Fran­cia): “El País, un gran dia­rio tor­pe­deado”. “¿Y qué ha ocu­rrido a los tres años de la ope­ra­ción Liberty? Las cuen­tas de Prisa han empeo­rado, en parte a causa de la cri­sis, las accio­nes del grupo han caído un 89% y el peso de la fami­lia Polanco se ha diluido aún más, mien­tras la deuda sigue siendo gigan­tesca, en torno a 3,5 millo­nes de euros. “. 

Irish Times (Irlanda): “El caso de El País, un mal augu­rio para la prensa demo­crá­tica”. “Un gran dia­rio espa­ñol ha sucum­bido a causa de un vicio humano secu­lar, la codi­cia, y eso justo en el momento en que era más nece­sa­rio”. “Que El País no haya publi­cado la carta [de la trein­tena de cola­bo­ra­do­res que denun­cia­ron la cen­sura] es reve­la­dor de una situa­ción en la que la plu­to­cra­cia ha sus­ti­tuido a la demo­cra­cia como prin­ci­pio direc­tor”.

Hot Doc (Gre­cia): “Fin de una época en un país en cri­sis sin fin”. “El País hace agua. Empezó a publi­carse tras la muerte de Franco, fue el buque insig­nia de la prensa de izquierda y se iden­ti­ficó con la opo­si­ción al régi­men y la supera­ción de un periodo de opre­sión y oscu­ran­tismo. Pero ahora ha des­pe­dido a 129 tra­ba­ja­do­res, un ter­cio de la plan­ti­lla, entre ellos vete­ra­nos repor­te­ros y gran­des fir­mas”. Texto en espa­ñol del artículo de Ramón Lobo: “Nos vamos a pique por­que no damos res­puesta a las nece­si­da­des de los ciu­da­da­nos”.

Time (EE UU): “Perio­dis­tas espa­ño­les con­tra un plan de des­pi­dos”. “De rea­li­zar la edi­ción impresa sobre la vic­to­ria de Barack Obama se encargó un redu­cido grupo de corres­pon­sa­les en Washing­ton y en ciu­dad de México. Perio­dis­tas de esta última dele­ga­ción tra­ba­ja­ron 20 horas para man­te­ner actua­li­zada la web”. 

Glo­ba­list (Ita­lia): “Érase una vez El País”. “El mayor dia­rio espa­ñol des­pide a 129 emplea­dos. La empresa pro­pie­ta­ria está endeu­dada con los ban­cos. En una pro­testa de tra­ba­ja­do­res en la Plaza de Oriente se corean los nom­bres de los 129. Es como un recor­da­to­rio de la his­to­ria de los 30 últi­mos años en España y en el mundo. Entre ellos están los auto­res, como José Yoldi, de inves­ti­ga­cio­nes com­pa­ra­bles al Water­gate a escala espa­ñola.

Revista Arca­dia (Colom­bia): “El pia­nista se ha ido del bur­del”. “Relato de cómo el capi­ta­lismo axfi­sia al perio­dismo”. “Una reali­dad sobre­co­ge­dora se ha impuesto en la prensa mun­dial: el perió­dico más legen­da­rio de España, un emblema de la demo­cra­cia y la moder­ni­dad, y acaso el dia­rio más grande de la len­gua espa­ñola, se encuen­tra en la cri­sis más grave de su his­to­ria. Los des­pi­dos han sellado la rup­tura entre la direc­ción y la redac­ción”.

Die Zeit (Ale­ma­nia) : “Cura de caba­llo en El País”. “La redac­ción, según Cebrián, es dema­siado vieja, cuesta dema­siado y carece de per­fil digi­tal. Él tiene 67 años y el año pasado ingresó 14 millo­nes de euros”. 

Radiocable.com (España): Una página muy sig­ni­fi­ca­tiva. Corres­pon­sa­les extran­je­ros en Madrid mues­tran su decep­ción por lo ocu­rrido en El País. 

Neue Zür­cher Zei­tung (Suiza): “Des­pi­dos en El País. La deca­den­cia de un sím­bolo del perio­dismo espa­ñol”. “A Cebrián, uno de los fun­da­do­res de El País, se le acusa de haber tirado por la borda hace tiempo los idea­les del perió­dico en 1976”. 

La Croix (Fran­cia): “129 tra­ba­ja­do­res, inclui­das gran­des fimas, reci­bie­ron un men­saje elec­tró­nico anun­cián­do­les que esta­ban des­pe­di­dos. Los perio­dis­tas se han movi­li­zado para expli­car a los lec­to­res las cau­sas de su divor­cio de la direc­ción”.

Poli­tis (Chi­pre): “La huelga de tres días coin­ci­dió con las elec­cio­nes de Esta­dos Uni­dos. Gran parte del dia­rio se hizo desde la redac­ción de México, en jor­na­das de 20 horas, para man­te­ner activa la web”. 

Pro­ceso (México): “El País se hunde”. “En la reunión del 5 de octu­bre los tra­ba­ja­do­res pro­pu­sie­ron tres veces a Cebrián asu­mir las posi­bles pér­di­das con reduc­cio­nes de sala­rio, siem­pre y cuando la nego­cia­ción se hiciera sin la ame­naza de los des­pi­dos sobre la mesa, pero en todo momento lo rechazó”. 

Le Monde (Fran­cia): “Mi per­fil digi­tal y mi carrera son insu­fi­cien­tes’, escribe en Twit­ter Ramón Lobo. Repor­tero de gue­rra y una de las gran­des fir­mas de El País, Lobo forma parte de los 129 des­pe­di­dos por el pri­mer dia­rio espa­ñol”.

El Espec­ta­dor (Colom­bia): “Des­pi­den a 129 perio­dis­tas de El País, inclu­yendo gran­des fir­mas”. “Varios inte­lec­tua­les que cola­bo­ran con el dia­rio, como los escri­to­res espa­ño­les Anto­nio Muñoz Molina o Javier Marías, el peruano Mario Var­gas Llosa o el chi­leno Jorge Edwards, escri­bie­ron una carta al comité de empresa para mani­fes­tar su ‘inquie­tud y males­tar por los casos de cen­sura que ha denun­ciado el comité pro­fe­sio­nal en los últi­mos días, vin­cu­la­dos al ERE que afec­ta­ría a un ter­cio de la plan­ti­lla”.

La Repub­blica (Ita­lia): “El País des­pide a 129 perio­dis­tas y se lo comu­nica por correo elec­tró­nico”. “Sig­ni­fica el declive de un dia­rio que se había con­ver­tido en un pode­roso sím­bolo de la infor­ma­ción demo­crá­tica, gra­cias a una exi­gen­cia per­ma­nente de cali­dad”.

Rai News (Ita­lia): “129 perio­dis­tas de El País, des­pe­di­dos por correo elec­tró­nico”.

France Presse: “Estoy en la lista. Mi per­fil digi­tal y mi tra­yec­to­ria son insu­fi­cien­tes”.

The Guar­dian (Gran Bre­taña): El colmo de los col­mos de la ver­güenza. The Guar­dian abre sus pági­nas a un artículo de Manuel Gon­zá­lez, el pre­si­dente del comité de empresa de El País. El dia­rio de Cebrián y Moreno aún no le ha dado la pala­bra. “Manuel Gon­zá­lez. Huelga en El País. Las heri­das, ¿podrán cerrarse? El con­flicto en uno de los pila­res del perio­dismo espa­ñol abre un abismo entre la redac­ción y la empresa”. 

Gazeta Wybor­cza (Polo­nia): “La huelga de tres días fue votada por el 93% de los tra­ba­ja­do­res. La redac­ción del perió­dico se quedó prác­ti­ca­mente vacía“ 

SinEmbargo.mx (México): Un intere­sante aná­li­sis de Jorge Zepeda Pat­ter­son, un colega mexi­cano. “En la rup­tura de El País hay mucho más que un des­en­cuen­tro de núme­ros entre el patrón y los tra­ba­ja­do­res”.

Le Figaro (Fran­cia): “El dia­rio espa­ñol ElPaís se hunde en la cri­sis”. “El perió­dico espa­ñol de refe­ren­cia ha que­dado redu­cido [durante la huelga] a un ejem­plar ano­dino y casi anó­nimo”.

La Jor­nada (México) :“La redac­ción quedó vacía. Sólo esta­ban el direc­tor y su adjunto, Vicente Jimé­nez, así como los sub­di­rec­to­res, los jefes de sec­ción y algu­nos cola­bo­ra­do­res y beca­rios (…) La pequeña redac­ción que montó recien­te­mente en México, pen­sada para nutrir de con­te­ni­dos y actua­li­zar la página web, ahora se ha con­ver­tido en la prin­ci­pal aliada de la direc­ción para sacar ade­lante el dia­rio”.

Le Monde (Fran­cia): “La España del desen­canto. Ter­cer día de huelga en el dia­rio El País”. “Cebrián mul­ti­plica desde hace meses las inter­ven­cio­nes públi­cas para anun­ciar la muerte inmi­nente de la prensa escrita, en bene­fi­cio de Inter­net”.

Corriere Della Sera (Ita­lia): “Los edi­to­res engor­dan, los perio­dis­tas, a la calle” Con vídeo. 

Amé­rica Eco­nó­mica: “El País con­tra Cebrián”. 

Die Tages­zei­tung (Ale­ma­nia): “‘No hay nin­gún avance en la nego­cia­ción’, lamenta Manuel Gon­zá­lez, pre­si­dente del comité de empresa. A los des­pi­dos de El País se les apli­cará la reforma labo­ral apro­bada por el Gobierno con­ser­va­dor de Mariano Rajoy, que cri­ticó con pluma afi­lada el pro­pio perió­dico”. Tra­duc­ción al espa­ñol.

Badis­che Zei­tung (Ale­ma­nia): “La cali­dad como obje­tivo. Semana de huel­gas para los perio­dis­tas de El País”. 

Dia­rio 24 Horas (México): “Desde hace dos sema­nas, los tra­ba­ja­do­res del perió­dico, pro­pie­dad del grupo Prisa, han estado pro­tes­tando con minu­tos de silen­cio por el des­pido masivo”. 

Europe Online Maga­zine (Ale­ma­nia): “¿El fin de un perió­dico que marcó una época? Hachazo al dia­rio El País”. 

Dag­bla­det (Noruega): “Muchos perio­dis­tas pien­san que los res­pon­sa­bles de la empresa ‘han dila­pi­dado la heren­cia de El País y ahora se dis­po­nen a ven­der la vaji­lla de plata de la fami­lia’. La redac­ción ha repro­bado al direc­tor, Javier Moreno, por­que cree que no ha hecho nada para defen­derla”.

Le Monde (Fran­cia): “La plan­ti­lla de El País denun­cia el plan de des­pi­dos y busca la com­pli­ci­dad de los lec­to­res”. “El comité de empresa se pre­gunta: ¿Qué perió­dico lle­gará a los quios­cos tras el des­pido de más de 100 perio­dis­tas, entre ellos algu­nos de los mejo­res de España?”. 

Die Presse (Aus­tria): “En cuanto a Cebrián, no nece­si­tará que le ayu­den. Se ha ase­gu­rado el futuro. El patrón, que no ha dejado de pro­cla­mar que el dia­rio está enfermo, se reservó 13 millo­nes de euros sólo en 2011”. 

Alif­post (Marrue­cos): “El País, una tri­buna pro­gre­sista vic­tima de una ges­tión libe­ral sal­vaje de su pre­si­dente, Juan Luis Cebrián”. Tra­duc­ción espa­ñola del árabe.

Ibero Sphere (Gran Bre­taña): “El obje­tivo del grupo inver­sor es aumen­tar el valor de las accio­nes de Prisa (…) Y la manera más sen­ci­lla es supri­mir pues­tos de tra­bajo y bajar el sueldo de los que que­den”.

Stutt­gar­ter Zei­tung (Ale­ma­nia): “El comité de los tra­ba­ja­do­res acusa al pre­si­dente de Prisa, Juan Luis Cebrián, de des­leal­tad hacia el per­so­nal de la empresa y de una ges­tión desas­trosa”.

L’Humanité (Fran­cia): “Cebrián hace suyo el dis­curso del Gobierno de dere­chas de Rajoy para jus­ti­fi­car los recor­tes”.

Tiempo Argen­tino (Argen­tina): “De las 149 víc­ti­mas de la ‘timba finan­ciera’ de Cebrián, 128 son des­pi­dos direc­tos”.

Tele­no­ti­cias (Repú­blica Domi­ni­cana): “A pesar de las ten­den­cias a la baja, El País no da pér­di­das en este momento”. 

Nachrichten.ch (Suiza): “No pode­mos seguir viviendo tan bien, dice cíni­ca­mente el máximo res­pon­sa­ble de Prisa, que en 2011 se embolsó 13 millo­nes de euros”. 

Libé­ra­tion (Fran­cia): “La rebe­lión que crece en el inte­rior –y en el entorno– de El País no se limita al plan de ajuste. Los modos y el con­texto gene­ran rechazo. Muchos redac­to­res se que­jan en voz baja de la cen­sura, de las pre­sio­nes para que no hagan patente su indig­na­ción, que algu­nos con­si­de­ran ‘dig­nas de la época fran­quista’”.

La cró­nica de Libé­ra­tion se ini­cia con un error de homo­ni­mia sobre Manuel Rivas. Este malen­ten­dido no resta inte­rés al con­junto del repor­taje.

The New York Times (Esta­dos Uni­dos): “El plan de des­pi­dos se pro­duce mien­tras la socie­dad matriz, Prisa, se debate bajo una mon­taña de deu­das”.

Arti­colo 21 (Ita­lia): “Da la impre­sión de que esta­mos en plena bata­lla por el con­trol polí­tico de la empresa, con una nueva pro­pie­dad que avanza como un tan­que que no encuen­tra nin­gún obs­táculo”.

Courrier Inter­na­tio­nal (Fran­cia): “La nave almi­rante de la prensa, a la deriva”.

The Guar­dian (Gran Bre­taña): “Existe el temor de que la entrada con par­ti­ci­pa­ción mayo­ri­ta­ria de un grupo de inver­so­res de Nueva York en 2010 desem­bo­que en la venta del dia­rio o en su vacia­miento”.

Deu­ts­chland­funk (Ale­ma­nia): “Cebrián jus­ti­fica los des­pi­dos por el aho­rro en sala­rios, pero tam­bién por la media de edad de la redac­ción. Él tiene 68 años, pero sos­tiene que los perio­dis­tas mayo­res de 50 años care­cen de las com­pe­ten­cias nece­sa­rias en la era de los medios digi­ta­les”.

Die Welt (Ale­ma­nia): “A Nico­las Berg­gruen el hun­di­miento de El País se la sopla. El nego­cio ha valido la pena”. 

Wprost (Polo­nia): “Des­pi­dos masi­vos en el dia­rio El País”. 

Les Echos (Fran­cia): “La redac­ción de El País se subleva con­tra el des­pido del 30% del per­so­nal”.

Le Monde (Fran­cia): “El País pre­tende des­pe­dir a un ter­cio de la plan­ti­lla”.

Gazeta Wybor­cza (Polo­nia): “El mayor dia­rio de España va a des­pe­dir a un ter­cio de la plan­ti­lla”.

Sin olvi­dar la exce­lente cró­nica del Frank­fur­ter All­ge­meine Zei­tung, de la que cir­cula una tra­duc­ción al espa­ñol.


 

Cómo evi­tar la publi­ci­dad
inva­siva en Inter­net
¿Está abo­nado y no recibe
nues­tros men­sa­jes?

 


¿Le interesa? ¡Pón­galo en cir­cu­la­ción!

Sobre el Autor