Cómo evitar la publicidad invasiva

 

La publi­ci­dad en un perió­dico no molesta. Si no interesa, se des­vía la mirada y se pasa la pagina. La publi­ci­dad en Inter­net es inva­siva, obs­truc­cio­nista. Se des­pliega cuando menos se espera, impide ver lo que se ha ido a bus­car, ocupa la pan­ta­lla entera hasta que le da la gana. ¿Hay solu­ción para la publi­ci­dad inva­siva?

Es muy sen­ci­lla. Suprí­mala.

–Emplee el nave­ga­dor Fire­fox. Los exper­tos de Europa y de EE UU están de acuerdo en que es el nave­ga­dor más seguro y menos vul­ne­ra­ble. Ade­más, es rápido, muy fle­xi­ble y dis­pone de gran número de módu­los com­ple­men­ta­rios.

–-Car­gue e ins­tale (menú de Fire­fox / Herra­mien­tas / Com­ple­men­tos) uno de estos módu­los, Adblock. Millo­nes de inter­nau­tas de todo el mundo lo uti­li­zan a dia­rio. Adblock es gra­tuito y dis­pone de una página de ayuda en muchos idio­mas, incluido el espa­ñol.

–-Con­fi­gu­rarlo siguiendo las ins­truc­cio­nes es un juego de niños. Se trata de car­gar una o varias lis­tas de fil­tros, y ¡a nave­gar! Adblock per­mite al usua­rio auto­ri­zar de manera muy sen­ci­lla, pro­vi­sio­nal­mente o con carác­ter esta­ble, la publi­ci­dad de los sitios que le intere­sen. ¡La liber­tad, vaya!
 


 

¿Está abo­nado y no recibe
nues­tros men­sa­jes?

 


¿Le interesa? ¡Pón­galo en cir­cu­la­ción!

Sobre el Autor